Noticias Seguridad

Un chofer y una vendedora de pan resultan ser los dueños del canal PAT

“Me he enterado que soy dueña (…). Yo he firmado, y nunca me dio una copia. Yo no sabía de qué se trataba. Este señor lo ha manipulado (y nos dijo) que si no firmaba lo iba a botar a mi esposo del trabajo. Mi esposo es un simple chofer que gana 2.100 bolivianos y yo tengo deudas con el banco", declaró desesperada Alondra M.I., pareja del chofer.

La Policía aprehendió ayer a Juan Carlos T.E, chofer del canal, y Alondra M.I., esposa y vendedora de pan, al ser identificados como los dueños del 100 por ciento de las acciones de la televisora PAT. Los esposos no sabían de la figura jurídica y acusaron a José Luis Valencia, gerente y representante legal del canal, por hacerles firmar documentos bajo amenaza de despido en 2017. 

 

Ambos son investigados por organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas y otros delitos que se habrían cometido dentro de la empresa durante el gobierno de Evo Morales. 

 

Juan Carlos T.E. era chofer que trabajaba en PAT y Alondra M.I. es su esposa que se dedicaba a la venta de pan. Ambos son dueños del 100 por ciento de las acciones de PAT, uno tiene el 70 por ciento y la otra persona el restante 30, informó el coronel Iván Rojas, director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen.

 

La señora Alondra, en medio de confusión y llanto, dijo que el gerente y representante legal de PAT, José Luis Valencia, presionó a su esposo para que firmen unos papeles porque de otra manera podía ser despedido.

 

“Me he enterado que soy dueña (…). Yo he firmado, y nunca me dio una copia. Yo no sabía de qué se trataba. Este señor lo ha manipulado (y nos dijo) que si no firmaba lo iba a botar a mi esposo del trabajo. Mi esposo es un simple chofer que gana 2.100 bolivianos y yo tengo deudas con el banco. Por eso mi esposo cuando me consultó a mí, me dice que estaban retirando gente en PAT y me dice ‘esto dice el doctor’ y lo dije ya, está bien si no te van a votar del trabajo”, declaró la acusada en medio de su desesperación.

 

El documento se habría firmado en 2017 y la pareja nunca logró obtener una copia por lo que desconocían que eran dueños del canal PAT.

 

La Fiscalía investiga a este medio de comunicación por recibir millonarias cifras de dinero por concepto de publicidad en el gobierno de Evo Morales y por contener innumerables irregularidades con los compromisos sociales a sus trabajadores y responsabilidades tributarias. Además, se abre el caso de la venta y compra de este canal por medio de extorsión y amenazas a su anterior dueño.

 


 

 

 

 

 

 

 

Publicado por: Freddy Poma Fernandez

Director Ejecutivo de Buena Fuente. Titulado en Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés.