Noticias Economía

Trabajadores de La Razón exigen la renuncia de su directora y la presencia del empresario Gill

El principal problema que atraviesa el matutino es la falta de pagos y la inestabilidad económica que viene arrastrando desde hace un par de años. Ante una ausencia manifiesta de solución, los trabajadores definieron instalar medidas de presión progresivas, según los puntos 1 y 2 del voto resolutivo emitido el pasado jueves. 

Los trabajadores del periódico boliviano La Razón emitieron un voto resolutivo, que  fue filtrado el fin de semana, de cinco puntos en los que se exige la presencia del propietario de la empresa Carlos Gill, por una desatención y evasión a sus demandas que se van arrastrando desde hace más de un año, y la renuncia de la actual directora Claudia Benavente, por generar una marcada división entre los periodistas en la planta de redacción.

 

El principal problema que atraviesa el matutino es la falta de pagos y la inestabilidad económica que viene arrastrando desde hace un par de años. Ante una ausencia manifiesta de solución, los trabajadores definieron instalar medidas de presión progresivas, según los puntos 1 y 2 del voto resolutivo emitido el pasado jueves. 

 

“Manifestamos que en las últimas semanas se intentó tomar contacto directo con el dueño de la empresa, Carlos Gill, a través de los canales correspondientes de la empresa, sin resultado alguno. Incluso se intentó hacer llegar notas sobre nuestro malestar, sin haber recibido hasta la fecha una respuesta. Por ese motivo, exigimos públicamente que el señor Gill se haga presente en las instalaciones de La Razón para hablar directamente con los trabajadores sobre la situación que se arrastra. Queremos dar a conocer que en los últimos días, vimos con sorpresa una entrevista que el periodista Carlos Valverde hizo al señor Gill en el que dio a entender que todas sus firmas gozaban de buena salud financiera y que se garantizaba la estabilidad laboral”, indica el punto 3 del documento. 

 

La versión del empresario no contrasta con la realidad de los empleados del periódico que revelaron deudas desde hace 9 meses, en el caso de los reintegros de transporte, y un atraso de sueldos desde noviembre del año pasado. Hasta el momento el sueldo de noviembre solamente se canceló en un 40% el 31 de diciembre y otro 30% el 9 de enero de este año; sin  embargo, no se tiene certeza de cuándo se pagará el restante 30% y mucho menos se sabe sobre el sueldo de diciembre.

 

Otra de las peticiones importantes en el voto resolutivo es la renuncia de la directora del periódico Claudia Benavente “por promover una actitud de divisionismo entre los trabajadores de la empresa; por su falta de diálogo y acercamiento con este sector; por su posición parcializada con un trabajador externo que desprestigió a la planta de redacción, a la que hizo ver como un ente censurador; por la mala administración de la empresa, que llevó a construir sin los sustentos técnicos (la infraestructura presenta demasiadas rajaduras y es un peligro para el personal); por la mala administración del periódico y la falta de dirección periodística en los diferentes procesos de elaboración de un medio impreso, cuya prueba es un fracasado ‘proyecto de convergencia’; y por la sostenida actitud de soberbia y prepotencia hacia sus subalternos”, se lee en el voto resolutivo.

 

Esta denuncia comenzó a circular el fin de semana en distintos medios de comunicación y hasta la mañana de este lunes se anunció que se sostenía una reunión para tratar de sobrellevar el problema a posibles canales de solución.

 

A principios de este año, la Ministra de Comunicación adelantó que el periódico La Razón, junto a otros medios catalogados como oficialistas del gobierno de Evo Morales, tienen problemas financieros e impositivos serios que ponen en riesgo el futuro de sus trabajadores. Pese a ello, adelantó que ayudaría en la búsqueda de soluciones para que los periodistas estén tranquilos.

 

 

Voto resolutivo del Sindicato de Trabajadores de La Razón del 9 de enero del 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado por: Freddy Poma Fernandez

Director Ejecutivo de Buena Fuente. Titulado en Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés.